Los residentes negros de dos barrios de Florida dicen que fueron excluídos de los esfuerzos de ayuda del huracán Ian – KESQ

Alexandra Ferguson

(CNN) — Latronia Latson dijo que siente que no la han tomado en cuenta en los esfuerzos de recuperación del huracán Ian.

Latson, que vive en el barrio de Dunbar en Fort Myers, Florida, dijo que no puede llegar a un centro de ayuda para conseguir agua embotellada y otras necesidades que se distribuyen porque no tiene transporte; el sistema de autobuses no funciona en su barrio. Su cocina y su microondas también dejaron de funcionar misteriosamente después del huracán, a pesar de que se restableció el suministro eléctrico.

Estas son las ayudas que los supervivientes del huracán Ian pueden pedir, pero no siempre es fácil conseguirlas

Latson dijo que las comunidades más prósperas, predominantemente blancas, parecen estar recibiendo prioridad en la recuperación de la tormenta.

“Tienen que hacer que sea conveniente para los que no tienen transporte”, dijo Latson, que tiene una discapacidad. “Simplemente no recibimos el mismo servicio (que la gente de otras partes de la ciudad)”.

Latson es una de los residentes y líderes comunitarios de Florida que afirman que los barrios pobres y mayoritariamente negros de Dunbar y River Park, en Naples, están siendo olvidados a medida que los equipos de rescate y ayuda descienden a las zonas afectadas por el huracán Ian la semana pasada.

Los residentes afirman que fueron de los últimos a quienes se les restableció la electricidad y que los refugios y centros de ayuda se están instalando demasiado lejos para las personas que no tienen acceso a vehículos.

Las autoridades de Fort Myers no respondieron inmediatamente a estas preocupaciones cuando CNN se puso en contacto con ellas. CNN también se puso en contacto con un portavoz de la ciudad de Naples y no ha recibido respuesta.

Las quejas de los residentes subrayan las crecientes disparidades raciales en la recuperación de desastres naturales cada vez que una gran tormenta afecta a una parte del país. Varios estudios han revelado que la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) proporciona menos ayuda a las personas de color que se enfrentan a una catástrofe en comparación con los blancos. Las comunidades pobres y de color también suelen estar construidas en lugares físicamente más vulnerables a los fenómenos meteorológicos extremos y tienen menos inversiones en sus infraestructuras, según los expertos.

La población de Florida se incrementa vertiginosamente en la región más afectada por el huracán Ian

La vicepresidenta Kamala Harris reconoció la desigualdad cuando habló la semana pasada en el Foro de Liderazgo Femenino del Comité Nacional.

“Son nuestras comunidades de menores ingresos y nuestras comunidades de color las que se ven más afectadas por estas condiciones extremas y afectadas por problemas que no son de su incumbencia”, dijo Harris. “Y por eso tenemos que abordar esto de una manera que consiste en dar recursos basados en la equidad”.

Deanne Criswell, administradora de la FEMA, coincidió en que existen barreras para recibir recursos federales.

Criswell dijo en el programa “Face the Nation” de CBS a principios de esta semana que su oficina está trabajando para crear un acceso más equitativo a los programas de ayuda por desastre de la FEMA.

“Una de nuestras áreas de enfoque desde que estoy en el cargo es asegurarnos de que estamos eliminando esas barreras”, dijo Criswell. “Así, estas personas que más necesitan nuestra ayuda van a poder acceder a la ayuda que ofrecemos”.

“Mejorar las cosas para los seres humanos”, dice un activista

Los activistas y residentes negros de Florida piden más ayuda a las autoridades.

Vincent Keeys, presidente de la NAACP del condado de Collier, dijo que los residentes de River Park ya eran más vulnerables por ser una comunidad costera. La ciudad de Naples, dijo Keeys, ha trabajado para gentrificar la zona en los últimos años, pero no ha construido un dique que podría proporcionar más protección durante los huracanes.

Algunos residentes se quejaron de que ni siquiera recibieron una notificación para evacuar sus casas antes de la tormenta, dijo Keeys.

El momento de las órdenes de evacuación ha sido un punto de controversia para las autoridades de Florida desde el huracán. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que los funcionarios del condado de Lee, donde se encuentra Dunbar, actuaron apropiadamente cuando emitieron sus primeras evacuaciones obligatorias menos de 24 horas antes de que el huracán Ian tocara tierra en el estado, y un día después de que varios condados vecinos emitieran sus órdenes.

Los funcionarios del condado de Lee se han enfrentado a crecientes preguntas sobre por qué no se ordenaron las primeras evacuaciones obligatorias hasta un día antes de que Ian tocara tierra, a pesar de un plan de emergencia que sugiere que las evacuaciones deberían haber ocurrido antes.

En River Park, muchas casas sufrieron inundaciones de entre 1,2 y 1,8 metros, árboles caídos y daños estructurales. Keeys dijo que no hay refugios cerca del vecindario, dejando a los residentes sin ningún lugar a donde ir si sus casas son inhabitables.

“Por favor, no se puede poner a nuestra gente en una situación propensa a las inundaciones y esperar que sobrevivan”, dijo Keeys. “Al menos, si es humanamente posible, ayúdennos a mejorar, a planificar y a hacer las cosas mejor para los seres humanos”.

Sharda Williams, de River Park, dijo que nunca recibió una orden de evacuación, pero que a las personas de las comunidades cercanas se les dijo que se fueran. “Nadie vino a nuestro barrio y nos dijo que nos fuéramos”, dijo Williams. “Ni una sola persona”.

Ahora Williams dijo que lo único que puede hacer es “sentarse y esperar hasta que llegue la ayuda”.

“Intentas hacer lo que puedes y por eso, ya sabes, estamos tratando de ayudarnos unos a otros con lo que podemos”, dijo.

El número de muertos por el huracán Ian en Florida aumenta a medida que las cuadrillas van de puerta en puerta en busca de sobrevivientes en los vecindarios diezmados

Curtis Williams (sin relación con Sharda), otro residente de River Park, también se sintió frustrado por no haber recibido una orden de evacuación.

“Ni un solo empleado de la ciudad, policía o lo que sea, pasó por el barrio antes de la crecida del agua y dijo que había una evacuación obligatoria, ni una sola”, dijo. “Podrían haber venido fácilmente con un megáfono, antes del ciclón, y decir ‘ustedes tienen que desalojar’. No lo hicieron”.

Un pastor de Dunbar dijo que aunque la comunidad negra no ha recibido mucho apoyo de las autoridades, los residentes se están apoyando mutuamente para superar la recuperación.

“Estamos tratando de dar un poco de apoyo moral, ya sabes, con nuestros vecinos y amigos”, dijo el pastor Nicles Emile de la Iglesia Bautista Galilea. “Estamos trabajando para ayudar a nuestros vecinos tanto como podamos y puedo decir que todo lo que tenemos, lo compartimos con ellos”.

— Randi Kaye, Andy Rose, Paradise Afshar y Steve Contorno contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

We want to give thanks to the author of this short article for this awesome material

Los residentes negros de dos barrios de Florida dicen que fueron excluídos de los esfuerzos de ayuda del huracán Ian – KESQ

Take a look at our social media accounts and also other pages related to themhttps://kjovi.com/related-pages/